Renfe

Buscar en Irene de Renfe

Colección de Esculturas

Contenido de la página

Martín Chirino

Martín Chirino

Comenzó, como autodidacta, con la talla de madera; después estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, Madrid. Tras viajar por Francia, Italia e Inglaterra, regresó a las Islas Canarias, donde experimentó con una abstracción vinculada al arte africano y el surrealismo. En 1958 se incorporó al grupo "El Paso". A finales de esa década, convirtió la espiral en uno de sus motivos recurrentes. Durante un tiempo, tuvo su taller en Estados Unidos. En 1976 participó en la redacción del "Manifiesto del Hierro". En 1989 fue nombrado Director del Centro Atlántico de Arte Moderno de las Palmas de Gran Canaria.

Obra: Landscape - Mediterráneo (c.1969)

"Un tema que siempre me atrajo de los guanches aborígenes de mi tierra", señalaba Martín Chirino en una entrevista, "fue el dibujo circular, la espiral. Un día supe que el viento se movía en espiral y que el germen de la vida es viento y espiral: ése podría ser el emblema de mi escultura". En esa celebración de la curvatura de la materia, Chirino ha conseguido, en efecto, hacer de los ritmos helicoidales de la espiral, comprendida como desarrollo y proyección, toda una declaración de principios, que relacionan su obra con lo elemental (entendido no como lo simple, sino como lo primigenio) y con la posibilidad de una interpretación simbólica. Todo ello ha conferido a muchos de sus trabajos cierto componente primitivista, que muestra el esfuerzo del escultor por dotar a esos signos de un origen mítico, en el que incluso se conecta con la tradición ancestral de los forjadores del hierro.

Información adicional