Renfe

La Responsabilidad Empresarial de Renfe

Contenido de la página

La principal obligación y responsabilidad de Renfe como operador ferroviario es la de transportar viajeros y mercancías bajo el principio de seguridad, con una clara orientación al cliente, con la máxima calidad, eficiencia, rentabilidad e innovación, sobre la base del compromiso con la sociedad y el desarrollo de sus empleados. La organización apuesta, por lo tanto, por un modelo de gestión empresarial basado en un firme compromiso con el desarrollo de sus empleados, la sociedad y el entorno, a través de una estrategia que impulsa la sostenibilidad, la cultura y la ética, impregnando todos los niveles de la compañía y todos sus ámbitos de actuación.

Con la finalidad de impulsar de forma continua su compromiso con sus grupos de interés, la compañía ha desarrollado cuatro ejes en torno a los cuales se alinean todas las acciones de Responsabilidad Social Empresarial que desarrolla la compañía y que se plasman en cuatro compromisos voluntarios.

En paralelo, las acciones de patrocinio en las que Renfe participa intentan tener en cuenta los cuatro ejes antes definidos para las acciones de Responsabilidad Social Empresarial, de forma que desde ambas perspectivas de colaboración se logre un mayor refuerzo de los compromisos asumidos por Renfe, especialmente con los tres primeros, al ser los de mayor proyección externa.

Comprometidos con nuestros profesionales

En línea con el compromiso con la ética y el buen gobierno que están trazados en el Código Ético de Renfe, entre los valores del Grupo, en relación con sus profesionales, se encuentran las políticas para garantizar la igualdad de oportunidades, recogidas también en el Plan de Igualdad de la compañía; la promoción de la formación entre los empleados, además de procurar un trato prioritario a la prevención de riesgos laborales, la vigilancia de la salud y la seguridad de las personas.

Información adicional

© Renfe. Todos los derechos reservados.
Información legal | Accesibilidad Web