Renfe

Inicio > Viajeros > Ofertas y promociones > Rutas en Malaga

Fuengirola

Ver mapa de la ruta

Una importante Ciudad Romana

Con la llegada de los romanos la localidad adquirió gran relevancia, alcanzando la categoría de ciudad federada de Roma en el año 53, lo que le permitió mantener fuero e instituciones propias, al igual que ocurriera con la ciudad de Málaga. De la importancia del paso de los romanos por esta localidad dan muestra los restos hallados: las termas romanas de Torreblanca, restos de calzadas romanas, la Cañada Real, etc. A partir del siglo VIII se consolida la presencia árabe en la zona confirmada por la necrópolis hallada junto a las termas de Torreblanca. Pero en la segunda mitad del siglo IX, en plena dominación árabe, la ciudad fue saqueada por los normandos y su población tuvo que refugiarse en Mijas. Y no será hasta mediados del siglo X cuando Abderramán III, mande construir el castillo de Sohail, con el fin de fortalecer las defensas costeras y el núcleo urbano.

Hacia el año 1400 llegan a las playas de Fuengirola una compañía de bolicheros genoveses que se instalan en un lugar denominado Las Salinas, origen del actual barrio de Santa Fe de Los Boliches. El gran número de barcos bolicheros genoveses en sus costas, cerca del fuerte o castillo donde capturaban boquerones con las “guironas” o “girolas” que utilizaban como artes, hizo que la ciudad pasara a llamarse “Fuerte de las Girolas” y de ahí su denominación actual, Fuengirola. En 1487 las tropas de Fernando el Católico conquistan el castillo, que llamarán de San Isidro, y la ciudad de Fuengirola reforzando las defensas costeras. 

A comienzos del siglo XVI Fuengirola queda despoblada y el castillo queda reducido a un mero recinto defensivo y de vigilancia costera. En este sentido Carlos V, para combatir los ataques de Barbarroja y otros piratas y corsarios, reconstruye el castillo y levanta nuevas torres vigías en la costa que permanecían con teas encendidas durante la noche para avistar posibles enemigos. A partir del siglo XVIII la población de Fuengirola empieza a cobrar cierta importancia, fundamentalmente por la disminución de las incursiones de turcos y berberiscos que permite que la ciudad se convierta en un importante centro de aprovisionamiento para los barcos que se dirigían al estrecho de Gibraltar.

Durante la Guerra de la Independencia los franceses se apoderaron del castillo, pero en 1812 el general Ballesteros toma Fuengirola y se apodera del mismo. En 1822 Fuengirola era ya una pequeña aldea, consiguiendo formar su propio ayuntamiento en 1841 y separarse de Mijas de quien dependía. A partir de entonces Fuengirola empieza a aumentar su población dedicada principalmente a las faenas del mar, hasta 1855, momento en el que se implanta el cultivo de la vid que será el motor de la economía de la zona hasta el siglo XX. En 1916, con la llegada del tren, comienza una nueva etapa para la localidad ya que la comunicación con Málaga se hace mucho más rápida y fácil. Esta situación propicia la llegada de los primeros veraneantes, que a mediados de los años cuarenta del siglo XX empiezan a ser numerosos. En la década de los cincuenta del mismo siglo se levantan los primeros hoteles, y a partir de los sesenta comienza la gran metamorfosis de la ciudad con la llegada masiva de turistas.

Información de interés

Estaciones de Cercanías más próximas
Fuengirola

Oficina de Turismo de Fuengirola
Telf.: 952 467 457      

Ayuntamiento de Fuengirola
Telf.: 952 589 300

Ver plano de Cercanías

© Renfe. Todos los derechos reservados.
Información legal | Accesibilidad Web