Renfe

Inicio > Viajeros > Ofertas y promociones > Rutas en Zaragoza

Rutas de Zaragoza

El palacio de La Aljafería

La Aljafería de Zaragoza fue declarada monumento nacional de interés histórico-artístico el 4 de junio de 1931, a pesar de lo cual, todavía en 1947 permanecía como «un espantajo lamentable cubierto de harapos», según frase del arquitecto.

Francisco Íñiguez Almech, quien, durante más de treinta años, acometió una lenta y minuciosa labor de rescate que, tras su muerte en 1982, ha sido continuada por los arquitectos Ángel Peropadre Muniesa, Luis Franco Lahoz y Mariano Pemán Gavín. El resultado de todas estas intervenciones, realizadas con el respaldo de varias excavaciones arqueológicas, ha dado lugar al aspecto que el edificio presenta en la actualidad, en el que se pueden diferenciar los restos originales de los reconstruidos. A todo ello hay que añadir la instalación de las Cortes de Aragón en una parte del conjunto monumental, habiendo dirigido las obras desde 1985 los arquitectos Franco y Pemán. Estos trabajos se enmarcan dentro de las corrientes estéticas de la arquitectura contemporánea, y, en ellas, sus autores han huido de la inclusión de elementos históricos que pudieran producir posibles equívocos de interpretación.

En el año 2001, la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad el mudéjar de Aragón, destacando que el palacio de la Aljafería es uno de los monumentos más representativos y emblemáticos del arte mudéjar aragonés.

Historia

Tras la toma de la ciudad por Alfonso I el Batallador en 1118, Zaragoza se convierte en la capital del Reino de Aragón. Los cambios económicos, sociales y urbanísticos configuraran la Zaragoza del siglo XVI. Este proceso de transformación será lento y sufrirá numerosos altibajos: pestes, guerras y alteraciones sociales marcan el ritmo vital en estos siglos.

La población cristiana ocupa el recinto de la antigua ciudad romana; se organiza en barrios, cada uno con su correspondiente iglesia. El barrio de San Salvador es el distrito donde se levantan los edificios nobles más importantes de la ciudad. Además aparecen nuevos barrios que pronto se convierten en los más populosos; destaca la "Población del Rey", que irá creciendo alrededor de la iglesia de San Pablo.

La Judería se sitúa dentro del casco viejo y se extiende entre la iglesia de San Gil, calle de San Jorge, plaza Magdalena y Coso. Cerrada por un muro, se organiza en torno a la sinagoga mayor, que se levanta en el hoy Seminario de San Carlos. En el siglo XV, el barrio judío crece fuera del recinto amurallado, abriendo nuevas calles entre el Coso y la calle de San Miguel.

La aljama musulmana se extiende al oeste de la ciudad anteigua, en los alrededores de la actual calle Azoque o del Zoco; el centor económico, social y religioso era la Madina, hoy plaza de Salamero. La Morería era un intrincado laberinto de calles serpenteantes, callejones ciegos y pasadizos que protegían la intimidad de sus habitantes.

Horarios

Mañanas (Excepto jueves y viernes*)

Todo el año

  • De 10.00 a 14.00 horas

Visitas guiadas:

  • 10.30 - 11.30 - 12.30 horas

Tardes (Excepto jueves*)

  • De noviembre a marzo: De 16.00 a 18.30 horas. Domingos tarde, cerrado.
  • Visitas guiadas: 16.30 - 17.30 horas.

  • De abril a octubre:  De 16.30 a 20.00 horas
  • Visitas guiadas: 16.30 - 17.30 - 18.30 horas

*Debido a la actividad de las Cortes de Aragón, los jueves –durante todo el día– y los viernes –durante la mañana– no se puede visitar el palacio, excepto por parte de los grupos previamente concertados.

En los meses de enero, julio y agosto puede visitarse el palacio todos los días, con el horario señalado.

El acceso al palacio finaliza 30 minutos antes de la hora de cierre.

GRUPOS Visitas organizadas de grupos de lunes a sábado.

Reservas

  • Tel. 976 28 96 85
  • Fax 976 28 96 86

Información de interés

Acceso: Desde la Estación de Portillo.

Ver plano de Cercanías

© Renfe. Todos los derechos reservados.
Información legal | Accesibilidad Web