Renfe

Inicio > Viajeros > Ofertas y promociones > Rutas en Zaragoza

Rutas de Zaragoza

La Seo (Catedral de San Salvador)

La primera catedral cristiana de Zaragoza, construida bajo la advocación de San Salvador, se levanta sobre el mismo espacio que antes había ocupado el templo romano del foro, la iglesia visigoda y la mezquita Mayor musulmana. A finales del siglo XII, se inician las nuevas obras que siguen las pautas artísticas del románico tardío, con elementos que se habían desarrollado en la catedral de Jaca. Como reflejo de esta primera etapa conservamos la parte inferior de los ábsides, que se diferencia claramente del resto al estar realizada en piedra frente al ladrillo posterior. Las ventanas de medio punto se cierran con alabastro y presentan motivos de ajedrezado jaqués y capiteles historiados. El ábside central conserva en el interior un importante conjunto escultórico que permanece oculto tras el Retablo Mayor.

El templo se amplía a finales del siglo XIV, con el objeto de edificar una iglesia de mayores dimensiones y más luminosa, de acuerdo con el nuevo espíritu del gótico. Testimonio de esta época son los ábsides superiores y el muro de la Parroquieta, obra cumbre del mudéjar zaragozano. Se trata de una obra realizada por maestros aragoneses en colaboración con alarifes sevillanos, que logran convertir un simple muro de ladrillo en un auténtico tapiz policromo. Este muro cierra la capilla de San Miguel, construida por encargo del arzobispo Lope Fernández de Luna como capilla funeraria; en su interior guarda el sepulcro en alabastro del prelado y una espléndida techumbre de madera dorada. La parte superior del ábside central fue levantada a comienzos del siglo XV gracias al mecenazgo del Papa Luna, cuyas armas se encuentran entre las tracerías flamígeras de las ventanas. La Seo adquiere sus dimensiones y aspecto definitivo en el siglo XVI, bajo el arzobispado de Don Hernando de Aragón. A esta etapa corresponde el cimborrio, levantado para lograr una mejor iluminación del Retablo Mayor; constituye una valiosa muestra del arraigo de la tradición mudéjar en nuestra región. Las últimas intervenciones que completan su fisonomía exterior son la torre barroca y la portada clasicista, construidas en los siglos XVII y XVIII.

En el interior destaca el Retablo Mayor, obra representativa del gótico europeo realizada en el siglo XV bajo el patrocinio del arzobispo don Dalmau de Mur. El conjunto, obra de los escultores Pere Johan y Ans Piet d'Anso, sirvió de modelo para numerosos retablos posteriores, entre los que hay que señalar el Retablo Mayor del Pilar.

Información de interés

Acceso: Desde la Estación de Portillo.

Ver plano de Cercanías

© Renfe. Todos los derechos reservados.
Información legal | Accesibilidad Web