Tanto en los salones del tren como en los renombrados restaurantes del recorrido, la gastronomía está a cargo de los más reputados fogones y chefs del norte de España, una zona ya de por sí situada entre las mejores de Europa por la calidad de sus profesionales y sus materias primas.

El viaje es en si mismo un recorrido por la identidad gastronómica de Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, donde las distintas culturas que han habitado en el norte de España han dejado su huella en los sabores de esta tierra. Una tradición culinaria, renovada y reelaborada por cocineros de renombre internacional, que el viajero podrá disfrutar en los lugares por los que el tren discurra.

El exquisito buffet de nuestros desayunos se complementa con la atención personalizada de nuestros camareros. Las especialidades locales estarán presentes durante el recorrido en forma de dulces, tortillas, empanadas, quesos, embutidos, etc., haciendo que cada día comience de forma diferente y original también en la mesa.

Para las comidas y cenas se alternará la restauración a bordo en los elegantes salones del tren con los reputados fogones que componen la selección de restaurantes del viaje. Platos como la fabada, el cocido montañés y los pescados al horno, postres como los frixuelos y la tarta de Mondoñedo, productos como el marisco, las anchoas o el bacalao son solo una pequeña muestra de la extensa y apetitosa propuesta culinaria que ofrece El Transcantábrico Gran Lujo. Toda ella regada con los mejores caldos que brindan las distintas denominaciones de origen vinícolas del norte de España.

Los menús están establecidos de antemano, buscando el equilibrio entre la cocina tradicional de cada zona, la creatividad de los profesionales y la innovación que ha hecho famosos a los cocineros españoles. No obstante, aquellos viajeros que por motivos de salud o de elección precisen de menús especiales podrán solicitarlos, sin perjuicio de la calidad que ofrecemos al resto de comensales. Basta con que adviertan de esta circunstancia, preferentemente en el momento de realizar la reserva, para que su viaje también se amolde a sus necesidades en materia culinaria.