Las autoridades sanitarias han establecido una serie de recomendaciones para los desplazamientos en transporte público, algunas de las cuales son obligatorias y todas ellas imprescindibles para garantizar la salud de todos y el funcionamiento correcto de los servicios públicos.

Todos somos responsables de seguir las recomendaciones:

  • Cada persona debe extremar el cuidado de su propia salud para cuidar la salud de los demás, especialmente de los más vulnerables: Protégete para proteger a los demás.
  • Cada vez que uno se lava las manos, evita desplazamientos o contactos innecesarios, respeta la distancia social, o usa mascarilla, contribuye a vencer el virus.
  • Ayuda a la población de riesgo. Evita sus desplazamientos salvo por casos de estricta necesidad.
  • Es el momento de la disciplina social y de seguir las recomendaciones oficiales en nuestro espacio público: es el espacio de todos.
  • La seguridad de todos depende de todos. Si seguimos las recomendaciones de las autoridades sanitarias y las indicaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado estaremos más cerca de vencer a la enfermedad y de recuperar nuestra vida habitual.
  • No utilice el transporte público si está diagnosticado de COVID-19, o si usted o alguien de su domicilio tiene síntomas compatibles con la enfermedad.
  • Evite los desplazamientos si no son estrictamente necesarios. Utilice siempre que pueda medios telemáticos para realizar su trabajo o sus gestiones.
  • Si tiene que desplazarse hágalo preferentemente a pie, en bicicleta o en cualquier otro modo de transporte individual.
  • Consulte los horarios antes de salir de viaje y programe su desplazamiento con tiempo suficiente. Manténgase informado sobre servicios reducidos, paradas suprimidas y estaciones cerradas.
  • Procure evitar el transporte público si pertenece a un grupo de riesgo.
  • Evite las horas punta siempre que sea posible.
  • Evite pagar en efectivo. Utilice preferiblemente las máquinas de auto venta y el pago con tarjeta bancaria.
  • Mantenga las normas de higiene respiratoria.
  • Lleve mascarilla mientras utilice el transporte público, tanto dentro de los vehículos como en las estaciones, paradas y pasillos.
  • Evite, en lo posible hablar con otros usuarios o por teléfono. No consuma alimentos o bebidas.
  • En las salidas y entradas a las estaciones deje siempre espacio suficiente con otros usuarios, especialmente si se forman colas en el momento de validar su billete.
    • Distribúyase en las paradas de autobús, los andenes y en el interior de los trenes/autobuses de manera que se mantenga la distancia social.
    • En las escaleras mecánicas, mantenga una sola fila, sin adelantar a los que se encuentran delante y mantenga una separación de al menos dos escalones.
    • No utilice los ascensores, salvo en casos imprescindibles.
    • Mantenga una distancia prudencial hasta el borde del andén o la calzada a la llegada del tren/autobús, y no se acerque a las puertas antes de la bajada de los usuarios que vienen en el tren/autobús.
    • No se crucen al subir y bajar del tren/autobús. No se precipiten al bajar y al subir. El tren/autobús no se irá hasta que hayan bajado y subido todos los viajeros.
  • Preste atención a la señalización, a los avisos por megafonía y a las indicaciones de los conductores y del personal de seguridad. Le ayudará a prevenir contagios.
  • Antes de iniciar su desplazamiento y cuando lo finalice, lávese bien las manos con agua y jabón o con un gel hidroalcohólico.
  • Permanezca en la estación el tiempo mínimo imprescindible.