La Feria de Abril, la Semana Grande para los sevillanos
 

Si por algo se conoce a Sevilla es por su feria, ¡y no es de extrañar! La Feria de Abril en Sevilla son 7 días de fiesta, buena compañía, bailes y buena gastronomía en la que alrededor de 500.000 personas se reúnen a celebrar la cultura andaluza y, sobre todo, la sevillana. Planazo, ¿no?

Este 2024, la Feria comienza el domingo 14 de abril hasta el día 20, así que guárdate estas fechas y visita Sevilla en su fiesta más destacada a nivel nacional. ¿Te apuntas?
 

A la Feria de Abril ¡en tren!

Prepara las maletas y escápate a disfrutar de una de las grandes fiestas de nuestro país: la mítica Feria de Abril.

Olvídate de coches, problemas de aparcamiento y atascos, nosotros te llevamos de la forma más rápida, cómoda y sostenible con nuestros trenes AVE. ¡Y desde solo 40,25 €!

Sí, sí, tal cual, escápate a Sevilla desde Madrid, del lunes 15 al jueves 18 te ofrecemos los mejores precios: desde solo 40,25 € en tren AVE, con todas las comodidades y el mejor compromiso de puntualidad.

También te acercamos a Sevilla desde Barcelona, Tarragona, Lleida, Zaragoza, València, Cuenca y muchos más destinos. ¡No te pierdas la Feria!


Todo lo que debes saber sobre la Feria de Abril

Orígenes de la Feria de Abril

En 1846, José María Ybarra y Narciso Bonaplata idearon la Feria de Abril de Sevilla como un evento anual de tres días para la compraventa de ganado. La primera Feria se inauguró en 1847 en el Prado de San Sebastián, atrayendo a 25.000 visitantes con 19 casetas.

Originalmente mercantil, la Feria se volvió más festiva a principios del siglo XX. En 1973, la Feria se trasladó al Real de la Feria, ampliándose a 64.000 metros y 630 casetas. La celebración, dos semanas después del Domingo de Resurrección, destaca por el vino de Jerez, las sevillanas, los caballos y los trajes de flamenca. La Feria concluye con fuegos artificiales al borde del Guadalquivir el sábado siguiente. Las casetas compiten en un concurso de decoración, ofreciendo espectáculos en vivo y representando una parte esencial de la experiencia festiva. ¡Anímate a disfrutar de esta festividad única!

Y cómo hablar de la Feria de Sevilla sin nombrar a uno de sus protagonistas: el vestido de flamenca. Este traje regional es uno de los más reconocidos en España… ¡y fuera! Su origen se remonta a las batas que utilizaban las campesinas para sus faenas, a las que añadían vistosos colores, bordados y volantes, y que se fueron popularizando hasta convertirse en el icono que son hoy en día.

Las Casetas de la Feria

La ciudad se viste de flamenca para acoger las 1040 casetas del recinto ferial, donde sevillanos y sevillanas pasarán los días bebiendo rebujito y disfrutando de música en directo. ¡Y no es de extrañar! Las casetas son el auténtico alma de la fiesta y el sitio en el que juntarse a cantar y bailar, así que no te las puedes perder.

Hay casetas públicas y privadas, ¿qué quiere decir esto? Pues que hay casetas en las que sólo puedes entrar si eres invitado por la persona a la que pertenezca la caseta, y otras que están abiertas al público en general. Eso que dicen de que si no tienes amigos o familiares con casetas no podrás entrar a ninguna… ¡es un mito! En la Feria de Sevilla hay varias casetas públicas donde podrás pasártelo en grande y vivir la experiencia al completo.

Además, también puedes disfrutar de un ambiente lleno de atracciones, comida y entretenimiento en la Calle del Infierno. Es la parte donde encontrarás las atracciones mecánicas típicas de una feria además de puestos de comida como churros, algodón de azúcar, buñuelos… ¡Perfecto para ir con niños!

 

¿Cómo vestir en la Feria?

¡Ojo! Aunque el uniforme “oficial” de estas fiestas sean los vistosos trajes de flamenca y se respire elegancia en el ambiente, en realidad cada uno se pone lo que más le apetezca y lo que más cómodo le haga sentir. 
 


No dudes en ponerte tus vaqueros si es lo que quieres, nadie va a mirarte raro ni a pensar que no vas acorde. Como podrás comprobar cuando vayas, todo el mundo viste como quiere e incluso los trajes de flamenca son todos diferentes dependiendo de quien lo lleve. Siempre corre el rumor de que si no vas elegante, desentonarás o no te dejarán entrar en diferentes casetas, pero te aseguramos que eso no es cierto. Al fin y al cabo… ¡la Feria es para disfrutar!

 

¿Qué comer y beber en la Feria?

Con permiso del vestido de flamenca, si hay un rey absoluto en la feria, ese es el rebujito: vino manzanilla con refresco limón-lima y hielo picado. Una mezcla perfecta que se disfruta más si se comparte con amigos, ya que el rebujito se vende por jarras para tomarlo con los tuyos.

En lo que respecta a la comida, las casetas de la feria rebosan con auténticas delicias de la gastronomía española. Desde el exquisito jamón ibérico hasta quesos curados, gambas, tortillas de patatas y salmorejo, la oferta gastronómica es un auténtico festín para los sentidos en este evento de tradición y cultura sevillano.

No obstante, si hay algo que verdaderamente distingue a la feria, es la inconfundible presencia del pescaíto frito. La primera noche de festividad, conocida como 'El pescaíto', se destaca por ofrecer combinados de pescado frito en todas las casetas como un emocionante inicio de la celebración. Riquísimos bocados crujientes de pijotas, boquerones, calamares… ¿Cómo suena? ¡Realmente bien!

Además, si quieres ser un sevillano total, la costumbre manda comer churros con chocolate durante la vuelta a casa de la feria, sea la hora que sea. Incluso podrás ver las churrerías llenas a las 6 de la mañana con gente de todas las edades. ¿Te unes a esta costumbre tan atípica?

Qué hacer en Sevilla durante la feria

Si decides ir a la feria y también quieres visitar lugares emblemáticos de Sevilla, debes saber que normalmente el centro de la ciudad no suele estar tan concurrido, ya que todo el mundo se encuentra en el recinto ferial.

Si además de disfrutar de la fiesta y el jolgorio típico durante estas fechas te apetece pasear por una de las ciudades más bonitas de España, no puedes perderte los siguientes lugares:

  • La Giralda
  • La Catedral de Sevilla
  • El Real Alcázar
  • El Barrio de Santa Cruz
  • La Alameda de Hércules

¿Quieres saber más sitios que visitar en Sevilla? Cómo no, en Renfe te contamos todo para que disfrutes de unos días con tu familia o amigos. 

 

 

Cómo llegar a Sevilla en tren

¿Qué esperas para conocer la histórica Feria de Sevilla? Si estás buscando una forma cómoda, fácil y rápida de viajar, en Renfe te lo ponemos fácil con nuestros trenes AVE, Avlo y Larga Distancia.

Consulta nuestras rutas. ¡Déjate llevar!