¿Qué ver en Albacete y provincia?

 

Albacete es una ciudad sorprendente y desconocida. Una ciudad ideal para ser descubierta y dejarse conquistar: cómoda, amigable, paseable y accesible. Albacete conjuga amplios espacios verdes, rutas y caminos naturales, con un importante patrimonio monumental y cultural. Pero también es gastronomía, restaurantes tradicionales y modernos, calles repletas de vida y buen ambiente, feria, terraceo y tapeo.

¿A que ya te apetece esa escapada en tren? ¡Sigue leyendo y descubre qué ver en Albacete!

10 cosas imprescindibles que ver en Albacete

Si quieres conocer a fondo la capital de Castilla - La Mancha y descubrir todos sus secretos, no puedes dejar de visitar los siguientes hitos:

  • Catedral de San Juan: aunque se empezó a construir en el año 1515, la obras no finalizan definitivamente hasta el siglo XX. Destaca en su interior el mayor lienzo del mundo pintado por una persona y la capilla de la Virgen de los Llanos.
  • Plaza del Altozano: centro neurálgico de la ciudad, se trata de una plaza ajardinada ideal para descansar y contemplar un  buen número de ejemplos del patrimonio arquitectónico, desde el Antiguo Ayuntamiento al edificio Banco de España. En el centro, el monumento al Cuchillero.
  • Museo de la Cuchillería: el conocido como Palacio del Hortelano es la sede del museo de la Cuchillería desde 2004. Sus dos plantas ofrecen un interesante recorrido por la historia de la navaja y la importancia de la industria cuchillera en la región, con numerosas piezas y colecciones que el museo ha ido adquiriendo.
  • Centro cultural La Asunción: antiguo convento de la Encarnación, construido en el siglo XVI. Destacan sus galerías alta y baja, con columnas de estilos jónico y toscano, y el gran artesonado renacentista del Salón de Actos.
  • Depósito del Sol: construido en 1921, con el fin de almacenar agua potable y asegurar el abastecimiento de la ciudad, se trata de un gran cilindro circular de 13 metros de altura y dos pisos, con decoración modernista en la cornisa y en la linterna. Tras décadas en desuso, en la actualidad alberga la Biblioteca Municipal.
  • Jardinillos de la Feria: es el más antiguo de los jardines de la ciudad. Un remanso de paz en el que destaca el magnífico templete decimonónico concebido para conciertos musicales al aire libre.
  • Parque Lineal: situado en las antiguas vías del tren, este parque urbano cuenta con ejemplares centenarios de olmos y varios elementos curiosos que recuerdan su origen. El semáforo ferroviario en el que fuera conocido como Puente de Madera o la locomotora situada en el entorno frente a la Fábrica de Harinas.
  • Parque de Abelardo Sánchez: el gran pulmón verde la ciudad. Céntrico y con numerosas fuentes, estanques y esculturas, este parque invita al paseo, al descanso y al descubrimiento.
  • Teatro - Circo: uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, aún mantiene su doble función acogiendo tanto espectáculos teatrales como circenses. Su cúpula representa el cielo nocturno, con sus constelaciones y estrellas.
  • Pasaje Lodares: galería comercial y residencial. Este ejemplo de arquitectura modernista de principios del siglo XX, une las céntricas calles del Tinte y Mayor, atrae la atención de inmediato por su singularidad.

Albacete provincia: ruralidad y naturaleza

Más allá de la capital, la provincia de Albacete es todo un desconocido por descubrir y disfrutar. Por eso te recomendamos que te acerques a conocer los siguientes puntos en tu visita:

  • Lagunas de Ruidera: el Parque Natural de Ruidera es un espacio natural protegido que cuenta con 15 lagunas que conforman un espectacular paisaje natural en el que poder admirar la diversidad de su flora y fauna. ¡Un destino imprescindibles para todos los amantes de la naturaleza!
  • Alcalá del Júcar: este pequeño pueblo es uno de los más pintorescos de la provincia de Albacete ¡y uno de los más bellos! Cuenta con un riquísimo patrimonio histórico, declarado Conjunto Histórico- Artístico. Aquí no puedes dejar de visitar su castillo o su impresionante casa cueva.
  • Chinchilla de Montearagón: Otro destino para los amantes de la historia. En este precioso pueblo medieval destacan el castillo y la fortaleza, la iglesia de Santa María del Salvador o el convento de Santo Domingo. Además, te recomendamos que desde aquí, aproveches, y visites también Almansa un estratégico pueblo que cuenta con un impresionante castillo, ¡ideal para una buena visita!