Figueres

Artística y animada
 

Situada cerca de la frontera con Francia y en la provincia de Girona, entre la Costa Brava y la Cordillera Pirenaica surge Figueres. Se trata de una ciudad única con muchos atractivos que ofrecer, así que, si no la conoces, planea ya tu próxima escapada en tren a Figueres.

La ciudad cuenta con un patrimonio monumental e histórico increíble. Su casco histórico queda rodeado por los restos de la antigua muralla medieval y de esa época también se conservan rincones como la Plaza del Ayuntamiento, remodelada en estilo neoclásico o el entorno del Carrer Magre, donde se ubicaba la antigua judería. Existen diferentes edificios religiosos de gran valor artístico como la Iglesia de Sant Pere, la Capilla de Sant Sebastià o el Convento de los Caputxins.

La Rambla es la principal vía de la ciudad y merece un buen paseo. Esta animada vía comercial concentra los principales edificios modernistas y neoclásicos de los siglos XIX y XX. En su mayoría fueron promovidos por la burguesía local de la época. La Casa Cusí, la Casa Puig-Sole, la Casa Bonaterra o la Casa del Cafè Progrés son algunos ejemplos. ¡Te quedarás sin palabras!

No te puedes perder

En las afueras de Figueres y dominando la ciudad sobre una colina está el castillo de Sant Ferran. Una fortaleza que fue construida en el siglo XVIII y es una de las más grandes de Europa, así que no te la puedes perder.

Por su gran tamaño, con más de tres kilómetros de perímetro, las modernas técnicas empleadas en su construcción y su perfecto estado de conservación, se ha convertido en todo un referente internacional. Existen diferentes tipos de visita y podrás conocer tanto su exterior como interior e incluso los espacios subterráneos. ¡Descubre todos los secretos del castillo de Sant Ferran!

¿Quieres saber más?

Figueres es conocida también por ser la cuna de un genio internacional, Salvador Dalí. Existen huellas de Dalí por toda la ciudad que le vio crecer y sirvió de inspiración, apúntate a alguna de las distintas rutas que recorren esos lugares de importancia para el artista catalán.

El Teatro – Museo Dalí es una parada obligatoria. Construido sobre el antiguo Teatro Municipal, fue diseñado por el propio Salvador Dalí y se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad. En su interior se alberga una exposición sobre la vida y obra del artista surrealista. El recinto fue ampliado con la Torre Galatea, diseñada también por Dalí y dedicada a su mujer y musa Gala.

Date el gusto

El Mercado de Figueres es buena muestra de la calidad de los productos de la zona con km 0. Colores y olores impregnan todo y es un buen lugar para saborear Figueres.

La cocina de Figueres se basa en esos productos, tanto del mar Mediterráneo como de la tierra, lo que convierte su gastronomía en un claro ejemplo de dieta mediterránea. Además, toda la provincia es reconocida por su cocina vanguardista y es todo un referente internacional. Los vinos de la zona también tienen su propia Denominación de Origen Ampurdán-Costa Brava y son de una excelente calidad, un buen destino para amantes del vino.