Ordesa y Monte Perdido: un espectáculo natural
 

El espectáculo de la naturaleza en estado puro: así es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, una auténtica joya que seguro te sorprende. ¿Te atreves a conocerlo?

Ubicado en la provincia de Huesca, este magnífico parque se extiende a lo largo de los valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta y está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Impresionante, ¿verdad? Pues además, este espacio natural protegido se encuentra en  el corazón de los Pirineos, por lo que el espectáculo natural está garantizado.

Torla y el Valle de Ordesa

El pueblo de Torla es la puerta de entrada al Valle de Ordesa y una parada obligatoria si visitas el Parque Nacional de Ordesa. Aquí podrás disfrutar con la arquitectura tradicional pirenaica, caracterizada por las fachadas de piedra, los tejados de pizarra o las chimeneas espanta brujas.
 


Senderismo en el Valle de Ordesa

Si eres amante de la naturaleza y del senderismo, este es tu destino ya que desde el mismo parque nacen varias rutas. Algunas de las más populares son:

  • Cola de Caballo: Esta excursión de dificultad media-baja se desarrolla en el Valle de Ordesa y es una de las más populares. Y no es de extrañar ya que a lo largo de su recorrido se pueden ver algunos de los principales atractivos del parque como ríos, cascadas o el macizo del Monte Perdido. La ruta empieza en la pradera (donde deja el autobús) y llega hasta la cascada Cola de Caballo.
  • De Torla a la pradera de Ordesa: Es otra de las rutas más exploradas del parque y recorre el camino antiguo que unía el pueblo de Torla y Ordesa. Es también un recorrido sencillo al que muchos recurren como alternativa a la carretera para llegar a este punto desde el pueblo.
  • Senda de los Cazadores: Si estás buscando una alternativa más exigente, esta ruta tiene el mismo origen y destino que la Cola de Caballo, pero discurre por un camino con una pendiente mucho más exigente. Esto hace, además, que las vistas durante el recorrido sean espectaculares, entre las que destacan las vistas del mirador de Calcilarruego.

El Monte Perdido

Si hay un protagonista en todo el parque, ese es sin duda el Monte Perdido. Este gigante de piedra que preside la vista del valle es el macizo calcáreo más alto de Europa y tercera montaña más alta de los Pirineos, ¡midiendo ni más ni menos que 3.348 metros!

Cualquier época es buena para visitar esta maravilla natural, pero podrás disfrutar de un paisaje especialmente espectacular en primavera coincidiendo con el deshielo… ¡Las cascadas están espectaculares! También es importante que tengas en cuenta la cantidad de visitantes que hay en esta zona en los meses de verano ya que durante estos meses de más calor, los parkings suelen estar regulados y los aforos más controlados.

Cómo llegar al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

¡Y recuerda! Si te estás planteando visitar esta zona, con nosotros podrás llegar hasta Huesca con nuestros trenes Ave y Larga Distancia, para desde aquí comenzar a descubrir todo lo que los Pirineos tienen que ofrecer. ¿A qué esperas? ¡Déjate llevar con Renfe!

Recuerda que hemos puesto en marcha un amplio conjunto de medidas, certificadas por AENOR y SGS, para que disfrutes de un viaje seguro y tranquilo. Conócelas.

 

 

Muévete con Renfe y cuida del medio ambiente.