Murcia

Un destino que sorprende

 

Rodeada de montañas, sobre una llanura y atravesada por el río Segura, se asienta la ciudad de Murcia. De origen árabe, aunque con antecedentes que se remontan a la Edad Antigua e incluso a la Prehistoria, Murcia está llena de historia.

Murcia es un destino ideal para ser recorrido a pie. Descubre lo que esconden sus calles, disfruta de su gastronomía, su gente, su cultura… Te contamos qué ver y qué hacer en tu próxima visita en tren a Murcia, ¿te vienes?

Qué ver en Murcia

Murcia es una ciudad de lo más completa que ofrece planes para todo tipo de gustos. Su clima ideal permite que se puedan realizar numerosas actividades al aire libre. Los amantes del golf encontrarán un lugar ideal para practicar su “swing”. Las rutas de senderismo y el cicloturismo también te esperan en Murcia, recorre la ciudad en bicicleta o atrévete con Red de senderos del municipio de Murcia. ¡Hay para todos los niveles, anímate!

Sin dudad no te puedes perder la Plaza del Cardenal Belluga. En ella se encuentran dos de las principales muestras arquitectónicas de Murcia capital, el Palacio Episcopal y la Catedral.  Declarado Bien de Interés cultural el Palacio Episcopal, del siglo XVIII, posee un diseño de lo más especial. Con una fachada de estilo rococó y un patio churrigueresco. La Catedral de Murcia es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad y una auténtica joya del barroco, única en su estilo. Posee la segunda torre más alta de España, de 92 metros, y que ofrece una vista increíble de la ciudad al ser el punto más alto. ¿Te animas a subir?

Existen por toda la ciudad otros muchos ejemplos del barroco murciano como la Iglesia de la Merced, el Convento de Santa Ana, la Iglesia de Santo Domingo, San Nicolás o San Miguel.

También merecen una visita los edificios civiles del siglo XIX como el Ayuntamiento, el Teatro Romea o el Casino, este último con fachada neoclásica y bello patio interior de influencia árabe.

Qué hacer en Murcia

Murcia está llena de museos de lo más variados: el Museo Arqueológico de Murcia, el Museo de Santa Clara, el Museo de la Ciencia y el Agua, el Museo de los Molinos del Río, el Centro de Artesanía o el Museo Taurino son solo algunos ejemplos. Empápate de cultura y visita alguno, seguro que no te arrepentirás.

Disfruta de una buena jornada de compras. La zona comercial de Murcia es muy amplia, el centro está lleno de tiendas de todo tipo. Piérdete por las antiguas calles gremiales, ahora comerciales, como la Platería, Trapería y Vidrieros, y date un capricho.

¡Toca reponer fuerzas! Si eres un amante de las buenas tapas, Murcia es tu destino. Recorre la ciudad de tapa en tapa y degusta la maravillosa gastronomía murciana. Con productos de calidad y de proximidad, extraídos de la famosa huerta murciana, la cocina de esta zona goza de gran prestigio.