Tarragona

Historia viva

 

Tarragona es una ciudad plagada de historia y que ha sabido preservarla a lo largo del tiempo. La ciudad conserva monumentos de distintas épocas que te permiten viajar y conocer la historia de primera mano.

Fundada por los romanos, Tarraco es sin duda una de las ciudades con mayor número de yacimientos romanos y mejor conservados. Un ejemplo de ellos son los antiguos monumentos romanos como el anfiteatro, el circo, el pretorio, el teatro o el acueducto de Les Ferreres, todos paradas obligatorias.

De la Edad Media, época de esplendor para Tarragona, también conserva un importante patrimonio, como la Catedral, la muralla, los arcos de la antigua judería y los castillos del Paborde, Tamarit y del Rey. Realiza una ruta por los principales monumentos medievales y descubre que Tarragona es historia viva.

Ubicada en plena Costa Dorada, nombre que recibe por el color de la arena de sus playas, Tarragona surge junto al Mediterráneo, lo que la convierte en un destino ideal para vacaciones. La ciudad dispone de muchos kilómetros de costa, repartidos entre un montón de playas y pequeñas calas. Alguna de ellas son:

  • Playa de la Móra: playa de arena fina y dorada que bordea unas aguas tranquilas, cálidas y de acceso muy fácil, lo que la convierte en una playa ideal para toda la familia.
  • Playa Larga: con casi 3.000 metros de longitud es la playa más extensa de Tarragona. Está situada a unos 4 km del centro de la ciudad, en una zona boscosa y poco urbanizada.
  • Cala Roca Plana: es una de las playas vírgenes de la ciudad y únicamente se puede acceder a ella andando. El mar, la arena y los pinos como únicos elementos.

No te lo puedes perder

La ciudad no solo conserva sus monumentos históricos, sino que encima se ocupa de traerlos a la vida mediante recreaciones históricas y espectáculos. Si tienes la ocasión de visitar Tarragona en primavera podrás disfrutar del festival Tarraco Viva. La ciudad se llena de elaboradas recreaciones históricas, rutas guiadas y actividades relacionadas con el pasado romano. En verano, son famosas sus visitas guiadas nocturnas por algunos de sus monumentos. Durante el festival Tarragona 1800, en octubre, la ciudad viaja a principios del siglo XIX.

¿Quieres saber más?

Tarragona es una ciudad ligada al Mediterráneo. Con 15 kilómetros de costa, con playas de arena fina y color dorado que te invitan a disfrutar del mar y realizar numerosas actividades náuticas. La playa del Miracle, de la Arrabasada o de la Savinosa son solo algunos ejemplos, ¿a qué esperas para descubrirlas todas?

Date el gusto

Su ubicación privilegiada y su pasado histórico aportan a Tarragona un carácter único que se refleja en su gastronomía. Con una mezcla exquisita entre los productos del mar y la tierra, su cocina se basa en los productos típicos mediterráneos, los cuales respetan y miman con gusto, de hecho, algunos de ellos están protegidos, como es el caso del pescado azul, que cuenta con su propia Denominación de Origen. Desde el suquet de pescado hasta los "calçots" al romesco, las opciones son casi infinitas y, créeme, querrás probarlas todas. Un aperitivo al sol con un buen vermut típico en buena compañía se puede convertir en un planazo.

También es un buen destino de enoturismo. Poseen diferentes Denominaciones de Origen y cuentan con una gran tradición vinícola que se remonta a la época romana. En definitiva, un destino ideal para los amantes del vino.