La provincia extremeña es un enclave fundamental en la península ibérica para el avistamiento de aves, por su extraordinaria diversidad y las reservas de la biosfera de Monfragüe y Tajo Internacional.

El patrimonio histórico de la provincia, que limitaba con el Reino nazarí de Granada, permite zambullirse en las huellas de las diversas civilizaciones que la poblaron.

Las comarcas extremeñas de Sierra de Gata y Las Hurdes no solo comparten la denominación de origen: también historia y una naturaleza envolvente.

 

Descubre más vistas desde el dron...