Fira de Tots Sants de Cocentaina, una cita ineludible

Su gran variedad de artículos, de oferta cultural, de ocio y su diversa gastronomía convierten este certamen en un destino apto para descubrir en familia, con amigos o con vistas comerciales.

Cocentaina, capital de la comarca de El Comtat, en el interior de la provincia de Alicante, es un municipio de 52 kilómetros cuadrados, localizado en las faldas del Parque Natural de la Sierra de Mariola, que, en el mes de noviembre, se engalana para acoger a los miles de personas que cada año acuden a su tradicional Fira de Tots Sants, coincidiendo con la festividad del 1 de noviembre. Un certamen que ha sabido evolucionar conservando sus raíces y tradición, hasta convertirse en una cita única en lo más alto del calendario festivo nacional e internacional.

La concesión de ferias a lo largo de la Edad Media estaba considerada como un gran honor, ya que muchas veces estos encuentros comerciales suponían un rápido desarrollo mercantil e industrial para las ciudades. El día 12 de mayo de 1346, el rey Pere IV el Ceremonioso concede a la Villa de Cocentaina, a instancias de su tío Alfons Roger de Llúria (descendiente del almirante Roger de Llúria), el privilegio de poder celebrar una feria anual bajo la protección real.

La lectura de dicho Privilegi da por inaugurada todos los años la Fira. Un honor que recae en una persona de destacada trayectoria profesional y personal de la zona, y que en esta ocasión leerá el empresario textil, Rafael Pascual.

Con el Privilegi arrancará una Fira que este año cumple su 676 edición y con la que recupera su normalidad y formato original prepandemia, concentrando el certamen en un único fin de semana: los días 29, 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre. Una normalidad anhelada, tras dos años en los que la Fira tuvo que ajustarse a las restricciones sanitarias, adaptando su formato, primero al plano digital en 2020, y dividido en dos fines de semana, para evitar aglomeraciones, en 2021.

La Fira de Tots Sants de Cocentaina se ha ido consolidando con el tiempo hasta llegar a nuestros días como una cita imprescindible para los miles de turistas y comerciantes de la zona y de otros puntos del territorio español. Su gran variedad de artículos, de oferta cultural y de ocio, junto con la diversa oferta gastronómica la convierten en un destino apto para todos los bolsillos y gustos, y una escapada idónea para realizar en familia, con amigos o con vistas comerciales.

Entre sus principales atractivos destacan el mercado medieval, un zoco árabe, una judería y un Porrat valenciano que nos traslada a los orígenes de la Fira, así como la presencia de animales, parte inseparable de la misma y ligados a sus inicios como feria de caballos, mulas y asnos.

Además de transportar a los visitantes a la Edad Media, la Fira ha ido evolucionando para adaptarse a las necesidades de comercios y consumidores. En la actualidad, la maquinaria, la automoción y las nuevas tecnologías son uno de los principales focos de atracción del certamen. Esta muestra de gran formato está presidida por la maquinaria agrícola e industrial, junto con vehículos de las principales marcas del mercado.

Pero más allá de ser un excelente escaparate comercial, la Fira pretende dar a conocer la esencia, parajes y cultura de Cocentaina. Para ello, la visita comercial se completa con una gran cantidad de actividades y exposiciones que se llevan a cabo en los edificios más emblemáticos del municipio, como el Palau Comtal, una de las joyas arquitectónicas del gótico y del renacimiento valenciano, que preside la Vila.
 

 

Asimismo, dentro del marco de la Fira de Tots Sants, se celebra el Certamen Coral, único en toda la Comunidad Valenciana en esta modalidad, que promueve la difusión de la música coral escrita en valenciano. Además, acoge el AOVE Fórum Internacional Fira de Cocentaina 2021, que pone en valor los mejores aceites de oliva virgen extra a través del concurso de cata y unas jornadas de difusión. Un aceite que, sin duda, es el ingrediente estrella de la variada oferta gastronómica de la zona, que hace las delicias del visitante. Precisamente, este aspecto, que es uno de los grandes atractivos de la Fira, será objeto de mejoras a través de la reorganización de los puestos agroalimentarios y la apertura de un mercado de degustación.

Tras la presentación de la Fira y el descubrimiento de su cartel anunciador, obra del ilustrador y diseñador valenciano, Cesc Roca, Cocentaina se prepara ya para abrir las puertas de la Vila a la 676 edición de la Fira de Tots Sants. Una edición que llega con los atractivos que la han hecho única, pero ganando en profesionalidad, en medidas de accesibilidad y en sostenibilidad, para satisfacer las necesidades actuales y dar respuesta a las expectativas del público y comerciantes.

Más información:
www.firadecocentaina.org