Compras, ocio, gastronomía...y mucho más

 

El ‘tardeo’ en la zona baja de Chamberí, cerca de la glorieta de Quevedo, pasa por la buena cocina italiana, recetas de ‘food good’ e incluso libros de artista.

Texto: Mario Suárez

 

Sandoval, 12.

Araldo

Después de años de éxito en su primer local situado en la ciudad de Verona y la buena acogida que tuvo en Madrid su apertura en el barrio de las Letras, Vittorio y Sonia Squarantti, han seguido revolucionando el concepto de la pizza en la capital. Sus pizzas veronesas son elaboradas con harina biológica semi-integral molida a piedra, con un trigo no modificado genéticamente, masa madre con reposo de al menos 60 horas y aceite de oliva virgen extra como materia prima de base; por eso son más ligeras y sabrosas, suaves por dentro y crujientes por fuera.

araldoartedelgusto.es 

 

Fuencarral, 139.

Peppe Fusco

Andaba este tramo de la calle Fuencarral sin propuestas interesantes de gastronomía hasta que se abrió este local y animó el lado izquierdo de esta popular vía. Su propuesta es sencilla: un punto de encuentro para las tardes y noches con platos sencillos pero honestos de cocina italiana. Entre sus recomendados están la ‘parmigiana’ de berenjena y la burrata, los ‘spaghetti’ carbonara y sus exquisitas pizzas rectangulares.
Muy de compartir, tomar un ‘prosecco’ y dejarse llevar por el tardeo.

grupopulcinella.com


Juan de Austria, 14.

The Food Dealers

“A medio camino entre restaurante casual y ‘take away’ buenrollero”, así se define este nuevo concepto que nace fruto de una necesidad real del mundo urbanita: el hartazgo de cocinar y la falta de opciones asequibles de ‘delivery’ más allá de la comida rápida. No faltan aquí guisos tradicionales, verduras bien tratadas, platos fáciles de compartir y alguna referencia de ‘fast good food’ fuera de lo común. Ya tienen un ‘superhit’: la burgóndiga (en la foto), a camino entre una hamburguesa y una albóndiga, con 160 gramos de carne rellena de queso provolone.

thefooddealers.es


Medellín, 4.

Paperground

El olor a tinta de los libros debería promocionarse casi como un perfume de lujo. Con este aroma está impregnada esta librería nicho, un acierto de negocio en tiempos de pantallas. Aquí hay rarezas y ediciones de artista, todas seleccionadas con mimo entre editoriales contemporáneas de todo el mundo por la periodista italiana Margherita Visentini y el fotógrafo donostiarra Asier Rua. Jugosas curiosidades literarias que elevan el papel a objeto de culto. Ya era hora...

www.instagram.com/paperground.madrid

Al barrio de Quevedo se puede llegar, en un agradable paseo, desde la estación de Recoletos, por la que transcurren los trenes de las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 de Cercanías.

Se puede descargar en Google Play y App Store, se pueden contratar los servicios de Renfe y de Movitaxi, Reby y Karhoo, que ofrecen taxi y patinete eléctrico para complementar el viaje en tren.