El ‘tardeo’ en la zona baja de Chamberí, cerca de la glorieta de Quevedo, pasa por la buena cocina italiana, recetas de ‘food good’ e incluso libros de artista.

Texto: Mario Suárez

 

Sandoval, 12.

Araldo

Después de años de éxito en su primer local situado en la ciudad de Verona y la buena acogida que tuvo en Madrid su apertura en el barrio de las Letras, Vittorio y Sonia Squarantti, han seguido revolucionando el concepto de la pizza en la capital. Sus pizzas veronesas son elaboradas con harina biológica semi-integral molida a piedra, con un trigo no modificado genéticamente, masa madre con reposo de al menos 60 horas y aceite de oliva virgen extra como materia prima de base; por eso son más ligeras y sabrosas, suaves por dentro y crujientes por fuera.

araldoartedelgusto.es 

 

Fuencarral, 139.

Peppe Fusco

Andaba este tramo de la calle Fuencarral sin propuestas interesantes de gastronomía hasta que se abrió este local y animó el lado izquierdo de esta popular vía. Su propuesta es sencilla: un punto de encuentro para las tardes y noches con platos sencillos pero honestos de cocina italiana. Entre sus recomendados están la ‘parmigiana’ de berenjena y la burrata, los ‘spaghetti’ carbonara y sus exquisitas pizzas rectangulares.
Muy de compartir, tomar un ‘prosecco’ y dejarse llevar por el tardeo.

grupopulcinella.com


Juan de Austria, 14.

The Food Dealers

“A medio camino entre restaurante casual y ‘take away’ buenrollero”, así se define este nuevo concepto que nace fruto de una necesidad real del mundo urbanita: el hartazgo de cocinar y la falta de opciones asequibles de ‘delivery’ más allá de la comida rápida. No faltan aquí guisos tradicionales, verduras bien tratadas, platos fáciles de compartir y alguna referencia de ‘fast good food’ fuera de lo común. Ya tienen un ‘superhit’: la burgóndiga (en la foto), a camino entre una hamburguesa y una albóndiga, con 160 gramos de carne rellena de queso provolone.

thefooddealers.es


Medellín, 4.

Paperground

El olor a tinta de los libros debería promocionarse casi como un perfume de lujo. Con este aroma está impregnada esta librería nicho, un acierto de negocio en tiempos de pantallas. Aquí hay rarezas y ediciones de artista, todas seleccionadas con mimo entre editoriales contemporáneas de todo el mundo por la periodista italiana Margherita Visentini y el fotógrafo donostiarra Asier Rua. Jugosas curiosidades literarias que elevan el papel a objeto de culto. Ya era hora...

www.instagram.com/paperground.madrid

Al barrio de Quevedo se puede llegar, en un agradable paseo, desde la estación de Recoletos, por la que transcurren los trenes de las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 de Cercanías.

Existe un Chamberí que es solo de los que viven el barrio desde el casticismo, pero también desde la diversidad del ocio y la gastronomía.

Texto: Mario Suárez

 

Santa Engracia, 26.

La Tavernetta del Pirata

La primera sede de este restaurante italiano se abrió en la isla de Isquia, en la región de Nápoles, y desde allí se trajeron las recetas tradicionales de la Nonna Rosalba, que han pasado de generación en generación. Con una carta no muy extensa, aquí triunfa la pasta al dente, servida directamente por el camarero en la mesa desde la misma cazuela, mezclando con las salsas que han sido elaboradas en el instante y con unas raciones generosas. También pescados del día, aperitivos italianos, postres...

ilpiratafamily.com

 

Trafalgar, 1.

Flax & Kale

Era cuestión de tiempo que esta casa de alimentación saludable de Barcelona llegara a la capital. Este es el sexto restaurante del grupo, dentro de un plan de expandir su propuesta gastronómica de comida flexiteriana, con una dieta donde un 80% de la oferta es a base de proteína vegetal y un 20% de proteína animal. También incorporan pescado azul que proporciona vitamina B12 y ácidos grasos Omega-3. Todo ello presentado en una carta sorprendente que ha revolucionado el ‘healthy eating’.

flaxandkale.com


Alburquerque, 14.

Bar Trafalgar

Hay locales que son capaces de poner de moda una zona y atraer a otros negocios similares. Esto ocurrió hace un año con este bar, que puso nombre a la espalda de la plaza de Olavide y amplificó su animada área de restaurantes y terrazas. Desde sus amplios ventanales siempre repletos de codos apoyados, se contempla un Chamberí más popular, más de barrio y menos turístico. Sus anchoas sobre brioche, su ensaladilla rusa o su sándwich mixto de lacón tienen parte de la culpa.

bartrafalgar.es

 


Luchana, 20.

BAM Karaoke Box

El plan es sencillo pero muy divertido: una sala privada, un grupo de amigos, cócteles, tapas y ¡karaoke! Este local, heredero de los clubs nipones de esta categoría, tiene hasta nueve espacios que se pueden reservar para montarte tu fiesta particular, así como dos bares y una terraza para dar rienda suelta a las dotes musicales de cada uno. Tiene aforos de hasta 25 personas por sala, aunque se pueden unir varias para que la celebración sea multitudinaria. Pasar por su fotomatón también es obligatorio.

es.bam-karaokebox.com

Chamberí. Dicen que vivir aquí es como "un sueño europeo", será verdad...

 

Trafalgar, 15.

La Elegida

Un ambiente parasino y moderno aguarda a los comensales de este restaurante que cuenta entre sus filas con el chef Jaime Pascual e Ivonne del Saz Álvarez, sumiller y propietaria. En su carta se encuentra una buena selección de ibéricos y platos tradicionales con gusto contemporáneo, desde las lentejas estofadas con pato y foie a un crêpes de gambón y berenjena. Con un interesante menú de mediodía, este espacio promete alargar las sobremesas de la vecina plaza de Olavide, “el sueño europeo”, según el diario Financial Times.

laelegida.es

 

San Bernardo, 120.

Mademoiselle

Los sabores y aromas de las creperías clásicas de la Bretaña francesa llegan a Madrid de la mano de este establecimiento que sirve las auténticas y famosas galettes saladas con harina de sarraceno (de origen protegido) típicas de la región, fieles a la receta original. Entre la carta de este local, regentado por un propietario procedente de Saint-Malo, se pueden encontrar una diversa variedad de quesos, verduras asadas o crêpes dulces con frutos. Y para maridar: ¡sidra bretona!

mademoiselle.es

 

Murillo, 8.

Flora Urban Jungle

“Una casa llena de libros y un jardín lleno de flores”, dijo el escritor escocés del siglo XIX Andrew Lang. Aunque en esta esquina del barrio de Chamberí se podría decir que es la calle la que parece un vergel de fragancias y colores. Porque haciendo uso de uno de sus apellidos, Jungle (jungla), este espacio hace apología de lo ostentoso y lo salvaje en materia floral. Un lugar donde apetece entrar, donde se sonríe ya desde la acera y que perfuma a los vecinos. Porque las floristerías siempre fueron así de indiscretas en las ciudades, y eso es lo que gusta de este concepto verde.

floraurbanjungle.es

 

Quesada, 2.

Hecho

Definida como una tienda de objetos honestos, este contemporáneo espacio propone piezas de las que todas se sabe “de qué, cómo, dónde y por quién están hechas”, facilitando al cliente la información ética sobre su procedencia. Jarrones de la firma Hay, cuberterías de Sabre, cristalerías de Ferm Living... Diseño pensado para servir “toda la vida”, con el refinamiento que da saber, además, que en su selección han participado algunos de los más prometedores arquitectos españoles que lideran este proyecto.

thisishecho.com

El barrio madrileño de Chamberí se encuentra en el entorno de la estación de Cercanías de Recoletos, que cuenta con el servicio de las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 del núcleo de Madrid.