El idilio entre la ciudad cántabra y el poeta madrileño continúa. El centenario de su nacimiento invita a descubrir los lugares que le marcaron y, también, los que marcó él con su obra.

Mirar Málaga desde las alturas ya es empaparse de ella. La capital de la Costa del Sol sabe mejor gracias a la gastronomía y los cócteles de unas terrazas con miradores que permiten apreciar una ciudad que cambia según de dónde sople el viento.

En Cádiz, el oro viene del mar. Boquerones, acedías, berberechos, langostinos… Pilares de la economía local, son guardianes de la tradición en forma de recetas o arte de pesca. Sabores únicos que hacen de la provincia gaditana un paraíso al que siempre aspirar.

 

Otros destinos que Merecen un viaje