Los mejores sitios que ver en Sitges

 

Rodeada de viñedos de Malvasía y montañas del macizo del Garraf, Sitges, la villa mediterránea impregnada de arte, ocio y cultura, se alza como uno de los destinos turísticos más atractivos en Cataluña, ¡y en toda España!

Si quieres descubrir lo que este antiguo pueblo de pescadores tiene que ofrecerte, sigue leyendo y descubre los imprescindibles que ver en Sitges en tu visita.

Sitges, ¡puro arte!

Si por algo es conocida Sitges es por albergar el Festival Internacional de cine fantástico de Cataluña, uno de los festivales más reconocidos en toda Europa ¡y el primero
del mundo de cine fantástico!, y es que, a lo largo de la historia, tanto los artistas autóctonos como de otros lugares se han sentido atraídos por la belleza de su luz, su suave clima y la brisa del Mediterráneo.

De hecho, se puede decir que Sitges es exponente del modernismo gracias a artistas como el pintor y escritor Santiago Rusiñol o Miquel Utrillo. Rusiñol tuvo aquí su casa y taller de obras, hoy convertido en el Museo del Cau Ferrat que vale la pena ver no sólo por la singularidad de su arquitectura, sino también porque alberga obras de otros artistas como Picasso o Zuloaga.

En cuanto a Utrillo, construyó el conjunto artístico del Palacio Maricel, una explosión de colores inigualable donde también se encuentra el Museo Maricel. Si bien Sitges está repleto de lugares para fotografiar, en el mirador de Maricel, los atardeceres a orillas del Mediterráneo son dignos de inmortalizar en un selfie.

Explosión de Modernismo

A finales del siglo XIX, aquellos que regresaban como burgueses de las Antillas construyeron aquí imponentes mansiones modernistas salpicadas de color. Caminando por el paseo marítimo y el casco antiguo, no sólo alucinarás por las vistas al mar, sino también por todas estas casas de indianos, que a su vez contrastan con la sencillez y armonía de las casitas blancas de los pescadores con toques de azulejos azules.

En este sentido, no puedes dejar de visitar cuando estés en Sitges la Plaza de la Vila donde se encuentran la Casa Bartomeu o la casa del Reloj, dos edificios modernistas del siglo XX dignos de admirar.

Otro de los encantos arquitectónicos que no puedes dejar de ver es la Iglesia barroca de San Bartolomé y Santa Tecla, que además puede ser vista desde el paseo marítimo.

Sitges y sus playas

Algo que no puedes dejar de hacer al visitar Sitges es disfrutar de sus playas, en especial la playa de Sant Sebastiá, ya que fue elegida una de las mejores playas urbanas del mundo.

Más allá de esta, Sitges es un rincón exquisito para disfrutar del sol y de sus preciosas playas. La Fragata y la Ribera si buscas la opción más céntrica, Playa de Terramar y de la Barra si buscas algo más tranquilo o la playa del Muerto si quieres algo recóndito y muy especial.

Pero hay mucho más que playas y atardeceres en este idílico pueblo de pescadores. También puedes perderte entre sus calles y admirar no sólo las mansiones coloniales, sino los jardines tropicales como el de Terramar, que te harán sentir como si estuvieras en medio de algún lugar del Caribe. Además, el jardín sirve de escenario para diversos eventos culturales, como festivales de música.

¿Quieres conocer todo sobre las increíbles playas de Sitges? ¡Échale un vistazo a nuestro artículo!

Fiestas en Sitges: tradición y modernidad unidas

Otro de los encantos que caracterizan a Sitges y la alzan como gran reclamo turístico son sus fiestas y el gran ambiente nocturno que la caracteriza.

Prueba de ello es la famosa calle del Pecado, (cuyo nombre real es Calle del Primero de Mayo), donde encontrarás bares de copas y restaurantes que alcanzan su máximo apogeo en los famosos carnavales de la ciudad o en la celebración del Orgullo Gay.

Pero la ciudad es también tradición. Desde el Corpus Christi donde sus plazas se tapizan de alfombras de claveles, hasta las fiestas de sus patrones San Bartolomé y Santa Tecla. En estas últimas, no sólo disfrutarás de la comida, degustarás vinos y cavas de la vecina Penedés, además de admirar desfiles de gigantes, cabezudos, águilas y dragones, danzas sitgetanas, y fuegos artificiales.

Y por supuesto, no puedes irte de Sitges sin saborear el mar mediante su gastronomía, desde la ensalada xató hasta el suquet o el arroz a la sitgetana maridado con su característico vino dulce.

¿Cómo llegar a Sitges?

¡Llegar a Sitges desde Barcelona es muy fácil! Gracias a su privilegiada situación, es muy fácil llegar a Sitges desde Barcelona y alrededores gracias a los trenes de Rodalies. Además, desde la estación de tren de Sitges podrás ir caminando a su núcleo urbano y llegar rápidamente a sus preciosas playas.

Y si estás pensando en visitar Barcelona, desde Renfe te lo ponemos fácil con nuestros trenes: