Dos milenios de historia y de pasiones. Obras maestras romanas, arquitectura contemporánea, jardines realizados sobre un santuario de la antigüedad y celebrados por George Sand y Jean Jacques Rousseau. Nîmes es una ciudad misteriosa.

Pasea sin rumbo por sus plazas y calles y déjate guiar por la mirada. En el suelo distinguirás unos cocodrilos insertados en el pavimento, son el símbolo de la ciudad; en la línea del horizonte, un bien conservado casco histórico te enseñará sus tesoros; y más allá, aparecerán unas columnas romanas en un espejo de vidrio.

 En Nîmes, todas las riquezas están al alcance de tus ojos y de tus sueños:

  • El Anfiteatro de Nîmes 
    Fue construido a finales del siglo I d. C. A lo largo de la historia el anfiteatro sufrió numerosas reformas interiores ya que los vizcondes de Nîmes construyeron su
    palacio-fortaleza dentro del anfiteatro. Posteriormente un pequeño barrio fue erigido en su interior, el cual contaba con unas cien viviendas y dos capillas.
    Estas edificaciones permanecieron hasta el siglo XVIII en que se decidió eliminarlas para devolverle el aspecto original. Está considerado el anfiteatro mejor conservado del mundo.
  • La Maison Carrée 
    Fue construida con mármol en el año 16 a.C. por Augusto. Se trata de un templo de orden corintio, que se alza sobre un gran podio y una escalera central, que da acceso a la fachada desde el foro. Tiene seis columnas en la parte frontal, y en los laterales, ocho de las diez columnas están integradas en los muros. Es el único templo antiguo conservado íntegramente.
  • Los Jardines de la Fontaine 
    Fueron construidos en 1745 en la zona romana de la Source. Llenos de construcciones del siglo XVII, que incluyen la Tour Magne y el Templo de Diana, están considerados los jardines públicos más antiguos de Europa. Aquí podemos encontrar fuentes, estatuas, escalinatas, avenidas y balaustradas de estilo neoclásico.
  • La Tour Magne o Torre Magna
    Fue construida en el año 15 a.C. Al estar enclavada en la cima del monte Cavalier era la torre más alta y prestigiosa de toda la muralla y, sigue siendo visible desde casi cualquier punto de Nîmes. Hoy en día está situada en plenos Jardines de la Fontaine. Era una especie de faro y punto de referencia para la ciudad, señalando la presencia del santuario de la Source, seguramente el lugar de culto prerromano. La torre con sus dos niveles se alza 32 metros, aunque anteriormente tenía un nivel más, que el tiempo ha hecho que despareciera.
  • La Muralla romana 
    Fue erigida entre los años 16 y 15 a.C. Tenía una longitud de 7km, una altura de 9 metros y una anchura de 2m. Hoy en día sólo siguen en pie dos puertas y algunos fragmentos de muralla. Delante de la muralla pasaba la Via Domitia.

Viaja a Nimes de la forma más sostenible: en tren. Los trenes directos de Renfe - SNCF en Cooperación unen en alta velocidad España y Francia. Cuentan con cafetería y tripulación bilingüe para ayudarte en lo que puedas necesitar.

¡15 ciudades francesas al alcance de tu mano!