Madrid

Ciudad monumental y cruce de caminos

 

 

La situación geográfica y condición de capital de Madrid le conceden ese carácter cosmopolita. Es el centro de la escena cultural y social, el lugar donde se han reunido personas de toda índole y bagaje que conforman su historia.

No te lo puedes perder

Un buen punto de partida para recorrer la Villa es el kilómetro cero de la Puerta del Sol. En esta plaza hay hitos como el reloj de la Real Casa de Correos que anuncia el inicio de cada año con sus campanadas o la estatua del Oso y el Madroño.

A sus alrededores, encontrarás lugares tan emblemáticos como la fuente de Cibeles, la Puerta de Alcalá, las plazas Mayor y de España, Callao, la Catedral de la Almudena o la Plaza de Oriente con su Teatro y Palacio Real.

¿Quieres saber más?

Pasear por Madrid es sorprenderte allá donde mires. La Gran Vía es un buen ejemplo, después de ver sus cines, teatros y tiendas, levanta la vista para descubrir las esculturas de dioses romanos y griegos que te observan desde las azoteas.

Mirar por donde pisas, también es buena idea por el barrio de las Letras, donde podrás leer citas de grandes escritores del Siglo de Oro español que vivían por estas calles, como Cervantes o Lope de Vega.

En Madrid lo tienes todo en cualquier época del año. Cultura con museos de renombre internacional como el Prado o Reina Sofía. Naturaleza con parques y jardines señoriales destacando el Retiro y la Casa de Campo, y por supuesto, ocio a todas horas en la ciudad que nunca duerme.

Date el gusto

Para ser un madrileño más, piérdete por barrios tan castizos como Lavapiés y La Latina, y cómete un cocido madrileño o un bocata de calamares.

Si quieres presumir de hallazgo único, hazte una foto y saborea un asado con solera en Casa Botín, el restaurante más antiguo del mundo según Guiness World Records.

Si lo que te apetece es degustar bocados gourmet madrileños y de toda España, entra en el Mercado de San Miguel, una maravillosa estructura de hierro acristalada modernista.